Cenando en Moscú. Rusia (Recetas y Lugares de Europa Oriental nº 6) por Jose Vargas Padilla

Cenando en Moscú. Rusia (Recetas y Lugares de Europa Oriental nº 6) por Jose Vargas Padilla

Titulo del libro: Cenando en Moscú. Rusia (Recetas y Lugares de Europa Oriental nº 6)

Autor: Jose Vargas Padilla

Número de páginas: 179 páginas

Fecha de lanzamiento: January 15, 2018

Jose Vargas Padilla con Cenando en Moscú. Rusia (Recetas y Lugares de Europa Oriental nº 6)

Cenando en Moscú. Rusia (Recetas y Lugares de Europa Oriental nº 6) por Jose Vargas Padilla fue vendido por £2.66 cada copia. Contiene 179 el número de páginas.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El registro fue libre.

Un detalle con las personas que queremos, ya sea nuestra pareja, familia, amistades, afianza esa relación humana tan imprescindible en el día a día de nuestra vida, y llevarlos a Moscú, la segunda Constantinopla o herederos del Imperio Bizantino, paseando por la célebre Plaza Roja o Bonita que sería una traducción más correcta, o visitar los Palacios del Kremlin, donde residían los Cesar o Zares de la Rusia Imperial, o la Catedral de San Basilio, la última de las grandes construcciones del arte bizantino, de alumnos de los grandes arquitectos exiliados de Constantinopla.
Pasear por el Parque Gorki, relajarse tomarse un té negro que tanto disfrutan los moscovitas, o navegar por el Rio Moscova en un crucero de la Flotilla Real de Radisson, con espectáculo en directo y una cena lujosa rematada con caviar.
Pero, todo tiene un pero, unos billetes de avión a esa Moscú, una reservas en el Hotel National, un emblema de la riqueza de la Rusia Imperial de principios del siglo XX, rematando con una elegante cena en el clásico Restaurante Café Pushkin, o el de las mejores vistas, el Restaurante White Rabbit, acompañado de una botella de Massandra de Crimea, sin olvidar los mil y un tours que podemos realizar, ya sea a San Petersburgo, a los Urales o nexo de unión entre Europa o Asia, a la Taiga Siberiana o al Polo Norte, o el mítico Transiberiano..., todo ello, nos saldrá como mínimo unos 3.000€ por persona, algo inabordable para la mayor parte de los bolsillos españoles.
Algunos tratan de reemplazar este tipo de detalles, por la típica invitación a cenar en casa, y nos encontramos con un par de pizzas congeladas del supermercado, la botella de Cola de turno, y de postre un helado horrible envuelto en cartón.
Como siempre les digo a mi amigo Alfonso y a mi amiga Berni, aprender a cocinar o chefear, si queréis conservar a las amistades o encontrar una pareja estable, pues una invitación a pizzas congeladas, hace salir corriendo a cualquier persona con un mínimo de juicio.
Sin ser unos genios de la cocina, en un par de horas podemos preparar unas cenas casi gourmet, que de paso llenará nuestro frigorífico para dos o tres días. Esto es más sencillo de lo que parece, primero es tener unos condimentos básicos que duran meses, luego comprar con un día de antelación, los productos frescos necesarios, y el día D, cocinar con un par de horas de antelación.
Hasta en el Facebook serán subidas las fotos de esa gran cena, serás la comidilla de los amigos o amigas de tus invitados, algo que no habrás logrado con carísimas cenas en buenos restaurantes, que no nos podremos permitir.
Pues ya sabéis, preparar una cena típica rusa, os hará ascender de nivel, y aquí tenéis las claves, es decir, los condimentos, ingredientes, cacharros y recetas para conseguirlo, ánimo, es posible.